Una introducción al conflicto en el Sahara Occidental, el Guerguerat y la nueva guerra

Blanca Revert Poveda

                                   Font: Associació d'ajuda al poble saharaui

 

El conflicto del Sáhara Occidental es un tema complejo que a día de hoy sigue sin tener solución. Creo que para entender como se ha llegado a la situación actual, hace falta tratar brevemente el contexto histórico y legal, de forma que así, podamos aproximarnos al entendimiento del conflicto existente en el Sahara.

El Sáhara Occidental es el territorio saharaui-rico en fosfatos- ocupado por el Reino de Marruecos en 1975, territorio del cual España es potencia administradora para una parte importante de la doctrina jurídica internacional. La Carta de las Naciones Unidas (1945) en su capítulo XI, artículo 73.2, hace mención a los Territorios No Autónomos, siendo el Sáhara Occidental en la actualidad, uno de los diecisiete Territorios No Autónomos pendientes de descolonización, tratándose esta cuestión cada año en la IV Comisión de Naciones Unidas.

Tras la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid y la salida de España del territorio, Marruecos invadió militarmente el territorio saharaui, obligando a parte de su población a refugiarse en el desierto argelino, mientras otra parte de la población combatía la ocupación. Esta ocupación ilegal ha sido condenada por las Resoluciones de la Asamblea General 34/37de 1979[1] y 35/19 de 1980[2], calificando a la misma, como ocupación. Esta pretendida anexión por parte de Marruecos no ha sido reconocida por ningún miembro de la Comunidad Internacional; es más, los propios tribunales españoles mantienen que “España de iure, aunque no de facto, sigue siendo la Potencia Administradora del territorio”. Estas declaraciones se afirman en el Auto de la Audiencia Nacional Española nº 40/20143 de julio de 2014[3]. Según la Corte Internacional de Justicia como la Asamblea General, el Pueblo del Sáhara Occidental es titular del derecho a la libre determinación y a la independencia, siendo plenamente aplicables la Resolución de la Asamblea General 1514 (XV) de 14 diciembre de 1960[4] así como la Resolución 2625 (XXV) de 1970.

La guerra entre el Frente Polisario y el Reino de Marruecos duró diecisiete años, finalizando con la firma del alto el fuego de 1991, para que se aplicase el Plan de Paz 1988 que conllevaba la realización de un referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental, siendo este proceso monitorizado por la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental).

En las últimas semanas hemos oído hablar del enfrentamiento entre el Reino de Marruecos y el Frente Polisario en el Guerguerat, pero ¿qué ocurre realmente en el Guerguerat?

El Guerguerat es la zona desmilitarizada situada entre el muro construido por Marruecos, que separa el Sahara Occidental ocupado por este, de Mauritania. Desde el año 2016 es un foco de tensión entre el Reino de Marruecos y el Frente Polisario, debido al intento marroquí de convertir el mismo, en zona de tránsito de mercancías norte-sur. Con el objeto de incrementar el tráfico de mercancías, Marruecos, en el año 2018, comenzó la “operación Guerguerat”. Esta operación consistió en finalizar el trazado de una carretera que atraviesa la zona desmilitarizada, entre el muro marroquí y la frontera con Mauritania. Las fuerzas marroquíes comenzaron a realizar estas obras de ampliación de la vía, en una zona que, según el acuerdo militar firmado entre ambas partes, impide la intervención de Marruecos en dicho territorio.

Ante tal situación, el Frente Polisario incrementó su presión diplomática, con el objeto de paralizar las obras de asfalto en el Guerguerat, consiguiendo que Marruecos cesara las obras. La tensión en dicha zona se ha incrementado en los últimos meses. A principios del mes de noviembre, grupos de civiles saharauis se manifestaron impidiendo, por varios días, el paso de los camiones marroquíes, como protesta ante la situación de bloqueo del proceso de libre determinación. Esta presencia de civiles hizo que el ejército marroquí reaccionara de manera violenta para dispersar a los manifestantes saharauis. Esta actuación provocó la reacción del ejército del Frente Polisario en defensa de los civiles saharauis.

Este hecho, supuso la violación definitiva del acuerdo de paz de 1991, haciendo estallar la tensión acumulada durante los últimos años. Ante esta ruptura del alto el fuego, el Frente Polisario ha acordado la vuelta a las armas. De esta forma el 13 de noviembre de 2020, tras 29 años de alto el fuego, la guerra ha vuelto al Sahara.  Naciones Unidas a través de la MINURSO, trata de mediar en el conflicto, pero los saharauis consideran roto definitivamente el Acuerdo de Paz, tras años de bloqueo y por qué no decirlo, de engaños.

¿Por qué los saharauis han reaccionado de esta manera? ¿Por qué este mensaje ha sido bien recibido en los campamentos y en los Territorios ocupados por la población saharaui?

Una parte del pueblo saharaui lleva más de 40 años viviendo en campos de refugiados en el desierto de Argelia, mientras que otra parte de la población saharaui vive en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos. Día tras día, están sometidos a las constantes violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad del Reino de Marruecos. La única solución al problema es llevar a cabo el referéndum aprobado mediante Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas 2229 (XXI) de 20 de diciembre de 1966. Este referéndum estaba previsto que se materializara mediante el Plan de Paz de 1988. Estos días se muestran en las redes sociales decenas de vídeos y fotografías de jóvenes saharauis vestidos con el uniforme militar, despidiéndose de sus familias al incorporase al ejército del Frente Polisario para luchar contra Marruecos. Este acto ha tenido como consecuencia que no queden hombres en edad militar en los campamentos de refugiados en Tindouf. El hecho de que la población saharaui se vea abocada a un enfrentamiento como este, debe hacer reaccionar a la Comunidad Internacional. Esta no puede seguir ignorando la violación sistemática del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario.

Como también son responsables las elites políticas españolas. El Gobierno español debería actuar acorde al derecho internacional y asumir su responsabilidad legal con el pueblo saharaui; el apoyo al secretario general de Naciones Unidas y el llamamiento a las partes al regreso a la vía pacífica, son acciones correctas pero no suficientes, hace falta que se hable del referéndum, postergado hace ya demasiado tiempo.

Pero ante la pasividad de la Comunidad Internacional y el bloqueo por parte de Marruecos, la única solución que ha contemplado la población saharaui tras los años transcurridos ha sido la vuelta a la lucha armada a la que está legitimada por la misma.

Notas

[1] http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/RES/34/37&Lang=S

[2] http://iajuws.org/resoluciones/A_RES_35_19_1980.pdf?OpenElement

[3]http://delsah.polisario.es/documentos/AUTO_AUDIENCIA_NACIONAL_2014_ESPAnA_POTENCIA_ADM INISTRADORA_SO.pdf

[4] http://www.un.org/es/decolonization/declaration.shtml

Politòloga per la UV. Màster de marketing polític per la USC / Va estar als campaments de refugiats saharauis d'Algèria i col·labora amb l'Associació d'ajuda al poble saharaui.

  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono
  • Telegram-White-PNG

ReconÈIXER la tradició 

plurinacional i emancipatÒria

del nostre país 

és la condició de possibilitat

per A poder governar-nos

VOLS PUBLICAR

A AGON?

Publicacions

recomanades

© 2020 Agón, Cuestiones políticas