© 2019 Agón, Cuestiones políticas

La respuesta latinoamericana al neoliberalismo: el chavismo y sus repercusiones en América Latina 

Jordi S. Carbonell

La doctrina del shock y el capitalismo mundial frente a las crisis

“Un estado de ​shock ​no es sólo lo que nos sucede cuando algo malo pasa. Es lo que nos sucede cuando perdemos nuestra narrativa, cuando perdemos nuestra historia, cuando nos desorientamos. Aquello que nos mantiene alerta, orientados y sin ​shock ​es nuestra historia. Así que en un período de crisis como el que estamos es fundamental pensar en nuestra historia, en nuestra identidad y en nuestras raíces: es un gran momento para prestar atención a la historia de las luchas de la Humanidad” (La Doctrina del Shock Subtitulada en Español, 2009). Con esta intervención de la socióloga Naomi Klein comienza el documental La doctrina del shock, ​basado en el libro homónimo publicado por la propia Naomi Klein en 2007. En el documental se analiza el papel de las élites a la hora de reconfigurar el orden mundial en beneficio propio valiéndose de las crisis auspiciadas por el sistema y los principales actores que lo configuran. De esta manera, los grandes bancos y las grandes compañías multinacionales hoy se reparten los beneficios mundialmente en la aldea global (concepto acuñado por McLuhan & Powers, 2015) y la desigualdad continúa disparándose en todos los informes de la OCDE (Ediciones El País, 2011). Así pues, la historia reciente de América Latina y la aplicación de recetas neoliberales no es comprensible sin el la comprensión del aprovechamiento de la grave crisis de deuda que vivieron los Estados Latinoamericanos tras la llegada de Ronald Reagan al poder, previamente llevados a cabo en países con contextos dictatoriales a modo de experimento, como en la Chile de Pinochet en 1973, donde “se establece un vínculo por primera vez entre la violencia de Estado y las medidas neoliberales” (Petras & Vieux, 1995).

Significación de las políticas neoliberales en América Latina (1970-1990)

El cambio en el poder estadounidense que se produjo en el año 1981 con la llegada a La Casa Blanca de Ronald Reagan significó un cambio fundamental con respecto a la relación de los Estados del Tercer Mundo con el gigante de las barras y estrellas. Una de las primeras medidas que marcaron las ​Reaganomics ​—​políticas económicas de Ronald Reagan que nacieron en la órbita de la Escuela de Chicago y la Escuela de Austria, y que tuvieron a Milton Friedman y a Hayek y Von Mises como exponentes, respectivamente (Brenda Mendoza Bazán, 2013)​— fue la política de tasas de interés, que pasaron de ser bajas a ser altas. Así, la mayoría de los Estados de América Latina, que “habían sido los principales beneficiarios en época de fáciles concesiones crediticias (...) asumieron enormes deudas, a las que se unieron las de las empresas privadas, incapaces de hacer frente a su propia deuda, que fueron absorbidas por los Estados (...) tal situación condujo a América Latina hacia la catástrofe, en lo que se conoció como ​década perdida”​ (Petras & Vieux, 1995). Estas deudas llegaron a representar porcentajes que oscilaron entre el 51% del PNB argentino y el 198% del nicaragüense.

Además de la deuda, como apuntan Petras y Vieux, “lo relevante es la cuantía que se paga en intereses, otros costos y devolución del principal”. Argentina, por ejemplo, llegó a tener un porcentaje del 64.1% de su deuda con respecto a las exportaciones en 1987. Después del cambio de política económica llevado a cabo por Ronald Reagan condujo a “una reducción generalizada en el crecimiento de los países latinoamericanos, cayó la inversión interior y extranjera (...) se produjo una desindustrialización acelerada y cayeron las importaciones (...) el esfuerzo exportador, asimismo, tuvo que verse prácticamente en su totalidad destinado al pago de la deuda” (Petras & Vieux, 1995). Por otro lado, la inflación aumentó considerablemente y ese factor disparó los precios en la mayoría de economías latinoamericanas, llegando a hacer plausibles aumentos del 1000% en el precio de algunos bienes básicos (Bolivia llegó a tener una inflación del 11000%). La respuesta del Fondo Monetario Internacional llegó de la mano de los planes Baker y Brady, y se resume en una frase: ​ajuste estructural. ​En síntesis, Petras y Vieux apuntan a la abolición del proteccionismo (“apertura exterior”), que conllevó “el cierre de cientos de fábricas y el incremento del paro” y “al descenso de los salarios reales acompañado de un importante aumento de precios” como principales sustentos del “ajuste duro” del Fondo Monetario Internacional.

La respuesta más inmediata fueron protestas masivas, cuyos grados de intensidad y de acción variaron enormemente dependiendo de las condiciones de cada país y tuvieron su máximo exponente en el Caracazo, del cual hablaremos más tarde. No obstante, a posteriori la izquierda latinoamericana se reorganizó aprovechando lo que la socióloga Chantal Mouffe llama el ​momento populista, ​y que tiene su origen después de que “​los sectores populares han perdido los derechos que habían conseguido, y se trata en un primer momento de recuperarlos para después extenderlos a través de un proceso de radicalización democrática” (Mazzolini y Mouffe, 2019). Los Gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, Uruguay o Brasil adoptaron una suerte de cuestiones comunes a nivel programático, y la hegemonía neoliberal de los últimos años se disipó para dar paso a una nueva etapa soberanista latinoamericana liderada por líderes como Hugo Chávez, Rafael Correa, Néstor y Cristina Fernández de Kirchner, Evo Morales o Mujica (Fort Apache - América Latina: ¿Un ejemplo para Europa?, 2013).

Antecedentes breves del triunfo del chavismo en Venezuela

Para entender el auge del chavismo en Venezuela huelga entender el contexto sociopolítico que existía en el país durante la segunda mitad del siglo XX. Si bien la dictadura de Marcos Pérez Jiménez finalizó en el año 1958, el Sistema de Punto Fijo que le sucedió (en el que se turnaban en el poder El Comité de Organización Política Independiente o COPEI y el partido Acción Democrática), “era incapaz de resolver los problemas del país (...) porque cada presidente que tomaba posesión le echaba la culpa al siguiente de todo lo heredado”, según afirma el historiador Agustín Blanco Muñoz para la BBC (Guillermo D. Olmo, 2018). En un contexto de fuerte inestabilidad y corrupción, la población venezolana inició en 1989 unas protestas que recibieron el nombre de Caracazo al iniciarse en la ciudad de Caracas, y que fueron recibidas por parte del Gobierno del momento con represión y una respuesta policial que, según fuentes de la BBC, causó cientos de muertos (Alba Morgade, 2019).

Un joven Hugo Chávez fracasó en una insurrección armada en Venezuela el año 1992, valiéndose de la influencia que el Caracazo había generado en la población venezolana. Según apuntó Gabriel García Márquez, este intento de golpe militar no fue “más que el primer acto en la campaña electoral de Hugo Chávez” (Guillermo D. Olmo, 2018). El contexto económico de Venezuela era desastroso. El partido del Gobierno Acción Democrática, en la teoría socialdemócrata, acordó a finales de los 80 un paquete de medidas neoliberales con el Fondo Monetario Internacional a cambio de un crédito para que Venezuela pudiese hacer frente a su deuda externa (generada por el cambio de política económica de los EE.UU. de Reagan). Este fue uno de los principales motivos por los que tuvo lugar el Caracazo. “Tras un período conocido como La Venezuela Saudita en que Carlos Andrés Pérez realizó una fuerte inversión social a causa del aumento de valor del petróleo (...) la bonanza terminó y el Gobierno fue incapaz de hacer frente al significativo aumento de precios, deuda pública y desempleo” (Guillermo D. Olmo, 2018). Además, en los 90 se produjo un segundo período de ajuste en manos del Presidente Caldera que se conoció como la Agenda Venezuela (Mirza, 2014) Todos estos hechos fueron cruciales para entender el cambio de paradigma político en América Latina y la hegemonización del populismo progresista en la mayoría de gobiernos.

La gestión socioeconómica del chavismo en datos (2000-2014)

El programa social del chavismo se puede encontrar reflejado en el Libro Rojo del Partido Socialista Unificado de Venezuela aprobado en el I Congreso, donde se detalla la experiencia de gobierno hasta el año 2010 y se ahonda en la profundización de los cambios socioeconómicos planificada para la segunda década del siglo XXI (Mirza, 2014). Su programa social descansa sobre la base de “una profunda reforma del sistema de seguridad social” y, por otro lado, la de “la implementación de una serie de programas sociales que recibieron el nombre de ​misiones ​(...) que tuvieron lugar para reforzar la obtención de resultados en los campos de la salud, el trabajo, la educación y la vivienda” (Mirza, 2014). Es importante señalar “la influencia de la nueva Constitución de 1999, que explicita a Venezuela como un “Estado Democrático y Social de Derecho y Justicia que busca la construcción de una sociedad democrática, participativa y protagónica enmarcada en un Estado federal y descentralizado”, como rezan tanto el preámbulo como el Capítulo IV de la Carta Magna Venezolana. Para cumplir con la nueva Constitución es importante remarcar el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social, que “nace en el año 2001 y que planifica las líneas maestras de la economía en Venezuela hasta 2007, y que se basa en la garantización de derechos sociales universales, reducir brechas en ingresos y riqueza y reforzar la participación y empoderamiento ciudadano en la toma de decisiones” (Mirza, 2014).

A partir de la llegada del nuevo gobierno bolivariano “las políticas de fomento de las ONG y de planes para ayudar sectores concretos y específicos dieron paso a políticas estructurales planificadas para cambiar la estructura económica del país de manera amplia” (Petras & Vieux, 1995). Así, “desde 2004 hasta 2014 el experimento venezolano resultó realmente exitoso” (Mark Weisbrot ('Le Monde Diplomatique'), s.f.). Desde que en 2004 Chávez nacionalizase la industria del petróleo , el ingreso real ​per capita ​subió un 2% anualmente, frente al 1.2% de media que bajaba en los años anteriores al chavismo. Además, “durante ese período la pobreza se redujo un 49% y la pobreza extrema un 63%, triplicándose además el número de perceptores de pensiones y aumentando exponencialmente el número de perceptores de sanidad y educación públicas” (Mark Weisbrot ('Le Monde Diplomatique'), s.f.). Estos son algunos de los datos que explican, por ejemplo, la victoria masiva del chavismo en la mayoría de elecciones, incluso en las de 2015, con una coyuntura socioeconómica desfavorable.

A modo de finalizar esta breve disertación expondremos los principales avances en cada uno de los campos del Estado del Bienestar llevados a cabo por el nuevo gobierno bolivariano. En lo concerniente al ámbito de la salud, en un marco condicionado por “la excesiva burocratización, redes clientelares e ineficiencia de las prestaciones” (Mirza, 2014), se blindó constitucionalmente la salud, reconociéndola como derecho universal y como “intersectorial, descentralizada y participativa” (Constitución Bolivariana, 1999) y se creó la Misión Barrio Adentro, concebida “para dotar de ​consultorios populares ​a las regiones más depauperadas y de promover y concienciar sobre la sanidad pública (...) que ahora mismo están bajo control unificado del Ministerio del Poder Popular para la Salud” (Mirza, 2014). El cambio en la educación comienza a desarrollarse a partir del año 2005 “a través del Proyecto de Ley de Educación y de la formación del profesorado en la Educación Bolivariana” (Mirza, 2014). Además del aumento significativo del gasto en educación, encontramos presencia de las misiones (Misión Robinson, Misión Ribas, Misión Sucre), que juegan un ​rol ​fundamental en la alfabetización de un 10% más de niños y adultos, la promoción de la diversidad y las lenguas originarias y el ambicioso Plan Nacional de Lectura (Mirza, 2014). En materia laboral, como expresa el Anexo 1, se llevaron a cabo grandes avances en la disminución del desempleo, “a diferencia de lo que algunos opinan, eminentemente generado por empresas privadas y que redujo el desempleo en el sector informal (Anexo 2)” (Mirza, 2014). Por último, existe un aumento exponencial en la inversión y cobertura social, “se subvencionan alimentos y múltiples proyectos de comedores comunitarios, atención social y protección de los pueblos originarios”.

Post Scriptum​: esta pieza tiene una finalidad académica y la pretensión de contextualizar los procesos de cambio que se han producido en América Latina a lo largo de los últimos años. Así, creemos que sin el proceso llevado a cabo en Venezuela no podríamos hablar hoy de experiencias como la de Evo Morales en Bolivia o Rafael Correa en el Ecuador. Actualmente, la situación en Venezuela se ha tornado tremendamente compleja y no es objeto de la presente investigación plantear soluciones o analizar los múltiples matices de la compleja situación que actualmente se vive. Así, simplemente intentamos acercarnos a los años iniciáticos de la Revolución Bolivariana a través de datos y fechas para realizar un recorrido que nos permita entender con mayor cantidad y variedad de matices cuáles fueron los motivos que llevaron a Hugo Chávez a hacer triunfar un movimiento nacional y popular masivo que removió para siempre las conciencias del pueblo latinoamericano.

 

Bibliografía

 - Mendoza Bazán, Brenda. (2013). El experimento chileno y los Chicago Boys: la aplicación del neoliberalismo y sus efectos socioeconómicos en Chile durante la década de 1970.

 - Alba Morgade, A. M. (2019, 27 febrero). Qué fue "la masacre del Caracazo" hace 30 años y qué nos dice de la situación actual en Venezuela [Archivo de vídeo ]. Recuperado 19 agosto, 2019, de https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-47379668

 - Ediciones El País, A. M. (2011, 11 diciembre). Ricos más ricos, pobres más pobres [Archivo de vídeo ]. Recuperado 19 agosto, 2019, de https://elpais.com/diario/2011/12/11/negocio/1323612865_850215.html

 - Fort Apache - América Latina: ¿Un ejemplo para Europa?, P. I. (2013, 15 enero). Fort Apache - América Latina: ¿Un ejemplo para Europa?[Archivo de vídeo ]. Recuperado 20 agosto, 2019, de https://www.youtube.com/watch?v=8HmtAVE68GY

 - Guillermo D. Olmo (@BBCgolmo), G. U. I. L. L. E. R. M. O. D. O. L. M. O. (2018, 6 diciembre). Cómo era la Venezuela en la que triunfó Chávez hace 20 años (y en qué se parece a la actual) [Archivo de vídeo ]. Recuperado 19 agosto, 2019, de https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-46463299

 - La Doctrina del Shock Subtitulada en Español, N. K. (2013, 6 marzo). La Doctrina del Shock Subtitulada en Español [Archivo de vídeo ]. Recuperado 19 agosto, 2019, de https://www.youtube.com/watch?v=tr78G300hb8

 - Mark Weisbrot ('Le Monde Diplomatique'), M. W. (s.f.). ¿Tiene arreglo la economía de Venezuela? Recuperado 19 agosto, 2019, de https://ctxt.es/es/20161102/Politica/9252/Venezuela-economia-inflacion-Hugo-Chavez- Nicolas-Maduro.htm

 - Mazzolini, C. M. (2019, 14 junio). La apuesta por un populismo de izquierda / Entrevista a Chantal Mouffe | Nueva Sociedad. Recuperado 20 agosto, 2019, de https://nuso.org/articulo/la-apuesta-por-un-populismo-de-izquierda/

 - McLuhan, M., & Powers, B. R. (2015). La aldea global: transformaciones en la vida y los medios de comunicación mundiales en el siglo XXI : la globalización del entorno : último trabajo de Marshall McLuhan. Londres: Gedisa.

 - Mirza, C. A. (2014). (Re)construcción de las matrices de bienestar en América Latina: los dilemas de las izquierdas latinoamericanas. Ciudad Autónoma de Buenos Aires: CLACSO.

 -Petras, J. F., & Vieux, S. (1995). Hagan juego!. Barcelona, Cataluña: Icaria.

Periodisme i CIències Polítiques / Col·laborador

Jordi S. i Carbonell

Articles recomanats

Violència, impotència, sofriment a la convulsió mundial

Posfordismo y acción colectiva: repensar la estrategia

Spinoza reloaded. Estructures i politica en Frédéric Lordon

Entrevista a Daniel Raventós

  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono
  • Telegram-White-PNG

ReconÈIXER la tradició 

plurinacional i emancipatÒria

del nostre país 

es la condició de possibilitat

per A poder governar-nos

VOLS PUBLICAR

A AGON?